• blog

Los idiomas en la empresa

Empecé mi vida laboral gracias a los idiomas. Me contrataron como administrativa con inglés y francés para trabajar en el departamento comercial de una empresa francesa.

No tenía ninguna experiencia y fue gracias a mi buen nivel de idiomas que conseguí el puesto. Solo hice una entrevista con una conversación en francés para comprobar mi bilingüismo ya que realicé mis estudios en Francia. Eran otros tiempos. Hoy en día para encontrar trabajo hay que pasar por una serie de pruebas y tener el máximo de titulaciones. En aquella época era todo más fácil y había mucha oferta. Actualmente hay mucha competencia y el conocimiento de idiomas es un requisito imprescindible para ocupar un puesto de trabajo.

El hecho de vivir en Francia y manejar dos idiomas desde muy pequeña me facilitó el aprendizaje del tercer idioma, el inglés, que no he dejado de estudiar y practicar tanto en el trabajo como fuera. Porque un idioma es algo vivo y hay que cuidarlo, si no, se pierde fluidez.

En Sodena, por nuestra actividad de captación de inversión extranjera también utilizamos habitualmente los idiomas. Se recibe mucha información, documentación y correspondencia sobre todo en inglés. Telefónicamente el inglés nos permite relacionarnos con empresas de distintos países. A lo largo de estos años, he conocido y atendido a varios inversores extranjeros a los cuales hemos apoyado en la implantación de sus proyectos. Comunicarnos en su idioma ha facilitado las relaciones y con algunos se sigue manteniendo el contacto.

idiomas

A nuestros hijos tenemos que insistirles en que estudien y aprendan idiomas no sólo para su futura vida profesional sino también porque les sirve como vehículo de comunicación para viajar, para conocer otras culturas y otras formas de vivir.

Isabel Blanco Iriarte

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio